La planificación y programación en golfistas: ¿tarea singular o compleja?

Inicio/La planificación y programación en golfistas: ¿tarea singular o compleja?

La planificación y programación en golfistas: ¿tarea singular o compleja?

Andrés Caballer 07 Feb 2018
Vendedor de Golf en Decathlon L'illa

La planificación de la temporada de un golfista

¡Muy feliz año 2018 a tod@s los amantes del golf! Espero que esta temporada cumpláis todos vuestros propósitos y disfrutéis de este maravilloso juego día sí y día también. Para comenzar el año, me gustaría compartir con todos vosotros mi experiencia en relación a lo que es el trabajo y la planificación con golfistas de todo tipo pero, en especial, con jugadores de élite (chicos y chicas que a día de hoy están o han estado en los circuitos profesionales de juego más importantes del mundo).

Como sabéis, a día de hoy, el deporte tiene una vertiente competitiva muy importante en términos globales y lo que antes eran golfistas que jugaban fantásticamente bien a este “juego” algunas semanas al año, hoy en día son atletas profesionales del deporte. Siendo fundamental hacer bastante más para competir al 100% unas 30 semanas al año.

Así, lo más común es tener a un equipo de trabajo que asegure una preparación física adecuada, una parte técnica/biomecánica fundamentada, un apartado psicológico relevante y, por decir sólo uno más, un trabajo de recuperación del estrés competitivo muy competente (fisioterapeutas, bioquímicos, etc).

La planificación y programación en golfistas

En esta línea, lo primero que yo considero vital para que se lleve a cabo una correcta planificación y programación de la temporada de un/a golfista es la comunicación. Ésta tiene obligatoriamente que ser clara, precisa y transparente para que se genere una mezcla de conocimientos exquisitos y así poder aportarle al deportista todo lo que necesite y más.

Este tema puede parecer una obviedad pero los “egos” individuales son un tema que pueden generar desequilibrios, en ocasiones, insalvables y que llevan a un rendimiento inadecuado de nuestro más preciado valor: Nuestro deportista

A partir de ese cimiento, son muchos los apartados a considerar y cuadrar en nuestra organización:

  • Objetivos a corto, medio y largo plazo en las diferentes áreas de influencia de rendimiento del golfista.

  • En función de esos objetivos, seleccionaremos los eventos a los que acudiremos (es importante valorar y seleccionar los campeonatos según prestigio, premios, localización o similar) para organizar los viajes, descansos, entrenamientos, etc.

  • La alimentación general y particular: en función del esfuerzo a realizar y por temas genéticos individuales, hay que considerar qué come nuestro deportista, cómo y cuándo.

  • La inevitable preparación psicofísica será imprescindible que la enfoquemos con detalle: volúmenes de entrenamientos, intensidades, descargas, reposos activos, derivaciones multidisciplinares, etc.

  • Los ajustes técnicos-biomecánicos y/o tácticos: Es crucial ser coherente con los objetivos iniciales marcados y tratar de concretar estos aspectos técnico-estratégicos para que al deportista le sea sencillo el trabajo autónomo (al fin y al cabo, luego él/ella va a pasar mucho tiempo a solas).

Cambiando de tercio, a continuación os propongo dos pequeños ejemplos que podrían ser reales para algunos de vosotros. Os los podríais plantear como objetivos vuestros (o alguno derivado de esta índole) a los que podríamos abordar con una planificación concreta:

1 Bajar mi handicap de 15 a 10

2 Mejorar mi estabilidad durante el movimiento del swing

Para el caso número 1, suponiendo que nos encontramos ante un jugador de mediana edad (40-50 años) y que golpea bastante fuerte a la bola (+-140 metros con el hierro 7); me atrevería a decir que uno de los principales problemas que tiene es la estrategia y la táctica en el campo de golf.

Y bien, ¿a qué me refiero?

Me refiero a que es un jugador “tipo” que sabe golpear la bola con cierta consistencia (un poco abierta o un poco cerrada la mayoría de veces) pero que toma decisiones precipitadas o arriesgadas por el campo por el hecho de practicar de manera muy repetitiva y poco adaptada al juego real. Es decir, cuando va a practicar, golpea muchas bolas con un mismo palo y hacia un mismo lugar, approcha siempre con la bola muy bien colocada, juega siempre en dirección a la bandera, etc.

Resumiendo

¿Qué 3 prácticas puede este jugador hacer para conseguir su objetivo de bajar el hcp, a un año vista?

  • Dedicarle, cada día que practique, a puttear y approchar el 60% del tiempo que tenga disponible para dicha práctica (la mayoría de gente quiere golpear muy fuerte y recto y no se dan cuenta de que patean unas 34 veces y drivean 14…).

  • En los golpes de approach, buscar hacerlos lo más “simple posible”. Le recomendaría entrenar, una buena parte de su tiempo, cada bola desde un lugar, sin colocarla y realizando rutinas completas (valoro el lie de la bola y las dificultades del entorno, pienso en mis posibilidades reales para ejecutar el golpe, decido la zona de bote que me llevará a ese objetivo, el palo para golpear, hago un par de ensayos y ejecuto). Esta dinámica me permitirá conocerme mejor como jugador, sabiendo cuales son mis puntos fuertes y débiles reales de juego

  • En el campo de prácticas, siempre terminaremos el entrenamiento simulando que jugamos el campo en el que competiremos en nuestro próximo evento. Pegaremos el driver a una calle, luego el hierro al green y un pequeño approach (p. e.) Esta variabilidad en la práctica nos da una calidad por su aproximación a la realidad competitiva que nos vendrá muy bien para afrontar cualquier obstáculo que se nos plantee en ese hoyo que ya hemos practicado con antelación

Respecto al caso número 2, nos encontramos ante un principiante que le quiere pegar muy fuerte a la bola y por ello pierde los ángulos correctos del cuerpo, se resbala… su objetivo, incitado por las peticiones de su profesor, es ganar en consistencia de golpeo y para ello, considera definitivamente que debe “moverse menos” durante el swing de golf.

¿Como podría entonces, este jugador, organizar su sesión de entrenamiento en el propio campo de prácticas?

Pues bien, tres ejercicios que seguro le ayuden a ganar en estabilidad serán:

  • Golpear 20 bolas con los pies separados a la altura de sus caderas y realizando medio swing con el sand wedge.

  • Seguido golpearía otras 15 bolas con los pies juntos (bola centrada en sus pies) con un hierro 9, haciendo el swing completo al 50% de intensidad y, sobre todo, centrado en mantener el equilibrio hasta que la bola aterrice en el suelo.

  • Finalmente, con pittching wedge le propondríamos que golpease un pequeño golpe de 40 metros “a la pata coja”. Primero haríamos una serie de 10 repeticiones con una pierna y luego 10 más con la otra; buscando mantener ese apoyo sobre una pierna hasta que la bola se pare ce mover

Más allá de todo lo escrito, considero que no es cuestión de plantearos un decálogo sobre lo que hay que hacer o no en referencia a la planificación con los deportistas por que cada persona es un mundo y necesita de adaptaciones individualizadas. Pero, lo que sí es cierto, es que la organización, además de tener un apartado científico, es un arte que se moldea con la experiencia* y que no conoce de límites.

Por todo esto os invito a que este 2018 esté plagado de propósitos que os llenen y que consideréis trazar un plan para abordarlos. Sin duda alguna, uno de los mayores placeres que yo he sentido ha sido plantearme una meta, comentarla con mis seres queridos, plasmarla en un papel (con su plan de planificación correspondiente) y, finalmente, conseguirla.

Espero que hayáis disfrutado de este post, para más información podéis dejarme un comentario o consultar nuestro catálogo de Golf.

Ver Catálogo

¡Ánimo y mucha fuerza para todos esos objetivos!

Andrés Caballer
Vendedor de Golf
Ven a conocer a Andrés a la tienda Decathlon L’Illa

*Entiéndase experiencia como las vivencias, realmente relevantes que tiene una persona a lo largo del tiempo. Muy diferente al hacer algo durante mucho tiempo (puede que lo hagas bastante mal desde el comienzo y con el tiempo sigues en la misma dinámica).

Por | 2018-03-07T14:43:39+00:00 febrero 7, 2018|Entrenamiento y técnica, Golf|Sin comentarios

Acerca del autor:

Andrés Caballer
Vendedor de Golf en Decathlon L'illa

Deje su comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de elaborar estadísticas y analizar el uso de la página. Marque la casilla si consiente la instalación de cookies con las finalidades expresadas. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar